12

Cumpliendo metas

La vida es una constante búsqueda de lugares más altos, de ir más lejos, más rapido de escaladas más difíciles.
En mi vida la escalada ha sido una motivación constante de ser cada vez mejor, para ello he tenido que trabajar día tras día muy fuerte, pero cuando se ama lo que se hace es fácil apasionarse con ir cada vez más allá.

Hoy tengo la satisfacción de haber trabajado en encadenar mi primer 14a en resina, un proyecto que surgió en una búsqueda de hacer posible lo aparentemente imposible; la vía creada por Mateo Cardenas, llena de pasos técnicos y explosivos, terminó por convertirse en un objetivo que deseaba alcanzar.

Cristian Aristizabal

Hacia el mes de Julio decidí que estaba preparado para trabajar en este proyecto y que con entrenamiento y entrega en un tiempo lo lograría, comencé por estudiar cada paso de la ruta para así entender mis debilidades y fortalezas, ya que en la escalada siempre hay “pasos” que se te dan mejor pero otros te cuestan un montón. Descubrí que necesitaba más potencia para lograrlo, así que inicie un proceso de fortalecimiento en el que alternaba mis entrenamientos con la práctica de bloques complejos y mucho trabajo en la tabla de campus. Algunas veces sentía un poco de frustración e impaciencia de ver que era difícil lograrlo, pero la realidad me mostraba que para llegar a ciertos lugares o alcanzar metas el hombre siempre ha necesitado trabajar de forma incansable.

Luego de casi tres meses de tanto entrenamiento llegó a saturarme, así que decidí como táctica de guerra concentrarme en disfrutar lo que estaba haciendo, mi pasión es escalar y eso está por encima de todo, cuando pasa de ser pasión a obligación creo que termina lo bueno; entonces esto me brindó una visión más clara hacia donde quería ir, combiné mis esfuerzos diarios con visitar de vez en cuando la ruta e ir logrando hacer cada uno de los pasos.

cristian1

Es ahí donde comienzas a ver reflejados todos los días de esfuerzos, las cosas empiezan a fluir, la felicidad vuelve y el camino se hace fácil. Así, un día me decido a dejarlo todo en encadenar la vía; me sentía cansado luego de un día de trabajo el muro estaba lleno de personas, pero la motivación de mis amigos me llenó de fuerza y decidí que podía hacer posible lo hasta ahora imposible, comencé a escalar la vía y los pasos iban fluyendo, sentía el apoyo y la presión de todos, lo que me motivaba a seguir, cuando menos lo pensé estaba a muy poco de lograrlo entonces me embargó una gran alegría y aunque iba un poco cansado pude alcanzar el tan anhelado Top… eso es lo que en mi vida llamo felicidad.

Pero nada se logra solo en la vida, por ello hoy quiero agradecer a todos aquellos que han puesto su confianza en mi (Prana, Evolv, Thundra y Gran Pared) y a todos mis amigos y compañeros de escalada que son las baterías de una motivación que crece día a día.